fbpx

LA MASCARILLA COMO ACCESORIO DE MODA

Ahora el tapaboca no sólo es usado por personas con enfermedades que han visto afectada sus defensas y/o personal de salud, sino que es una protección contra el enemigo común que está cobrando miles de vidas a nivel mundial y se transmite con tal facilidad que pareciera imposible detener su expansión.
En vista de la propagación acelerada de esta pandemia, nos encontramos en desventaja por la falta de stock de tapabocas, por lo que han emergido versiones caseras, de alta costura y hasta excéntricos, más allá de que todos los productos derivan en ganancias para las marcas, existe una diferencia fundamental entre el tapabocas de miles de dólares y el que cuesta unos cuantos centavos, mientras el primero apuesta sobre todo a crear estatus perpetuando la “brecha entre clases sociales”, el segundo quiere volver accesible un elemento en escasez para el uso de todas las persona sin distingo de raza, clero, ni estatus social.
Cuando nos referimos ala mascarilla o tapaboca como accesorio de la moda, es porque uno de los primeros en ofrecer su atelier para su confección fue el diseñador estadounidense Christian Siriano y otros como Collina Strada y Christopher Kane que siguieron su ejemplo, elaborando miles de piezas y no precisamente fueron realizados con un fin estético sino para ser donados a centros médicos y hospitales; pero poco después, destacados diseñadores como Gucci, Off-White, Fendi, Louis Vuitton, entre otros, se han sumado a la propuesta del diseño personalizado de mascarillas, dejando de lado lo convencional para ser combinados  con el outfit, y aclaran que usarlos no tiene por qué restar al diseño de
ropa, porque la intensión es estar como siempre, trendy; mientras que marcas como Lacoste, Adidas, Nike y Under Armour, han reorganizado su estilo para producir mascarillas y otros materiales de protección, pero siempre manteniendo su caracterización sport al igual que la diseñadora francesa Marine Serré, que confecciona tapabocas de última tecnología, hechos de un material similar al neopreno e incluye dos válvulas con filtros de aire que bloquean el 98% de las partículas de hasta 0,3 micras.
 
 
MASCARILLAS CON DISEÑO

Es por ello que hoy en día la mayoría de las tiendas físicas y virtuales de ropa para damas, caballeros y niños ofrecen a su clientela un sinfín de mascarillas de uso general no hospitalario, con modelos y estilos que se adaptan a las necesidades de cada persona, pero es muy importante que tomes en cuenta una serie de recomendaciones para que su uso no sea contraproducente:

  • Antes de colocarte el tapaboca debes lavarte las manos con agua y jabón o aplicarte gel antibacterial.
  • Es recomendable cambiarse la mascarilla cada cierto tiempo, debido a que se humedece y los agentes que se encuentran en el exterior de la misma comienzan a permeabilizarse.
  • Debes quitártela sólo tocando la parte del elástico que se encuentra detrás de la oreja o las tiras con las que se amarran, colócala en una bolsa plástica y séllala, para luego ser esterilizada y usada nuevamente.
  •  Para su desinfección y/o esterilización, lávala con agua tibia y jabón, luego caliéntala a vapor sobre agua hirviendo durante 10 minutos o plánchala, lo importante es que la prenda pase por un proceso de alta temperatura, con la finalidad de eliminar todas las partículas de infección que pueda contener, antes de hacer este paso debes tomar en cuenta las recomendaciones del fabricante.

Desde los tapabocas caseros, hasta los más lujosos como los que usan las novias en Turquía elaborados con apliques de cristales de Swarovski, diamantes, circonita y otras joyas lujosas, o los más excéntricos como Shankar Kurhade, un hindú que mandó a elaborar una mascarilla de oro que pesa unos 56 gramos y le costó 3.870 dólares; lo más importante es que te proteja de todos los agentes externos que se encuentran suspendidos en el ambiente, en especial el que hoy en día nos está asechando.

Si te sientes bien y no manifiestas ningún síntoma que te indique estar enfermo (a) eso no quiere decir que no lo estés o que no debas hacer uso de la mascarilla como instrumento de prevención; todos sin excepción, debemos utilizar tapabocas para evitar contagiar y ser contagiado por los demás, cuanto más extendido sea su uso, mayor será su efectividad en la prevención de dicho virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *